sábado, 1 de abril de 2017

Detrás de la ventana

Llueve y hace frío, me refugio detrás de un cristal húmedo, mientras veo mi vida reflejada en esas gotas de lluvia que golpean los cristales, con una suave melodía.
Esas gotas, me recuerdan a alguien, deben ser visiones mías, tras los acontecimientos pasados.
Tomo un café recién hecho, el olor que desprende inunda la casa por completo.
Gota que entraste por mi ventana, procura no secarte jamás, ese brillo que desprendes y ese movimiento que te das.
Miro el horizonte sin embargo, me impides ver con claridad, te has postrado en mi ventana y no te dejas secar.
Hoy levanto la vista dispuesta a seguir caminando, sin permitir que nadie me detenga en mi paseo.
Camino certero, donde hayan certeros caminos.
Yo se lo decía, no te enamores de una gota de agua, porque al final, se secaría.
Largas conversaciones habíamos tenido, ella seguía y seguía, asomada a la ventana esperando la lluvia.
En más de una ocasión la advertí : No cantes canciones que atraigan tormentas, canta canciones que te hagan ver el sol.
Tozuda como no hay otra, danzaba bajo el sonido de relámpagos y truenos, de mareas y tornados, nada había, que la hiciera parar de bailar.
Toma una taza de café y escucha: No trates de alcanzar lo que está en el aire. No trates de mirar lo que es transparente. No pretendas sembrar, donde no hay tierra. No sigas la hora, de un reloj sin agujas. No escuches palabras, que carezcan de sonidos del alma. No mires a los ojos de nadie, que no puedas tocar. No te lamentes, por nada que no existe. ilusiónate de vivir cada día, por lo que tu vida te regala. Muestra tu cara, a quien la sepa mirar. Expresa tu cariño, a quien lo sepa valorar. Ama de verdad, a quién no te ponga excusas. Preocúpate por alguien, que se muera por ti. Sigue los pasos de aquel, que no sepa andar sin ti.Toma de la mano, a quien te de su corazón. Piensa en aquel, que te dio una ilusión para seguir. Templa los ánimos, de quien vela por tu bienestar. No llores, por quien no entiende tus lágrimas. No pierdas el sueño, por alguien que no abre los ojos. No abras tu puerta, a aquel que no hace más, que pasar de largo. No escribas sobre alguien, que no te lee. Da las gracias, a quien te abre los ojos. Agradece haber perdido, lo que no tenías. Mírate y ve, lo que nadie verá. Haz tu voluntad, sin que te juzguen. No escuches perdón, de alguien que te ha echo daño. Quien te haga llorar, no ha mirado tus ojos. Quien reitera que te quiere, te cuida como a un tesoro. Pierde tu tiempo, por quien no tiene prisa. Quien vuela por encima de ti, regálale dos alas de repuesto. Quien te quiere de verdad, mueve montañas y las mayores rocas que existen. Deja de querer, lo que no te de felicidad. Deja de asomarte, por alguien que no mira a tu ventana. No te preocupes de alguien, que no tiene tiempo para ti. No esperes, de nadie que te haga esperar. Seca tus lágrimas, cuando alguien te las provoca. Vive fuerte, cuando alguien te pisa. Coge las riendas, de tus propias riendas.
 No inventes un amor de una gota de agua. Cuantas veces te lo he dicho...
Mira que se lo decía, pero no podía parar de mirar, detrás de esa ventana.