sábado, 8 de abril de 2017

Causas y prevención de la obstrucción en las arterias


Continuamente estamos expuestos a anuncios publicitarios cuyo contenido nos habla de productos milagrosos que nos ayudarán a tener una salud de hierro y acabar con todas nuestras dolencias de una forma facilísima. Pero antes de correr al súper, es mejor disponer de más información sobre algunos temas. Hoy vamos a hablar de por qué se obstruyen las arterias y cómo limpiarlas.
Hay factores de riesgo entre los que nos encontramos el padecer hipertensión arterial o diabetes, un colesterol en sangre elevado, el sobrepeso o la obesidad, una vida excesivamente sedentaria, una dieta con abusos en grasas saturadas, el consumo de tabaco o abuso de alcohol, el estrés del trabajo o antecedentes familiares.
Poco a poco se va acumulando grasa, colesterol y otras sustancias dañinas en las paredes de nuestras arterias. Es lo que se conoce como placas, que con el paso del tiempo consiguen obstruir las arterias, estrechándolas y haciéndolas más rígidas y generando así problemas graves en todo nuestro organismo porque impiden el paso del flujo normal de sangre. Entre otros síntomas nos podemos encontrar con dolor torácico o dificultad para respirar, con problemas intestinales, en los riñones, las piernas y el cerebro.
Es fundamental seguir unos hábitos de vida saludables con una dieta rica en alimentos vegetales y frutas de temporada, sin comidas copiosas y practicando ejercicio de forma habitual, así mismo se evitarán los alimentos procesados y con excesos de grasas saturadas. Hay que recordar que la vitamina C cumple un papel importante en la salud de las arterias, mientras que la vitamina E ayuda a fortalecer las paredes de las arterias.
Desde siempre nos han vendido que la leche es fundamental para nuestra salud 
Debemos tomarnos varios vasos de leche al día (en el desayuno, a ser posible en la merienda, y también en la cena). Pero según manifiestan muchos nutricionistas, lo cierto es que la única leche que el ser humano debe beber a lo largo de su vida es la leche materna. Luego, una vez ha pasado esta etapa, el consumo de leche no tiene sentido, sobretodo si analizamos –y tenemos en cuenta- cuál es la realidad sobre los efectos no tan positivos que tiene la leche sobre nuestro organismo. No podemos utilizar el aporte de calcio como excusa para tomar leche, principalmente porque este producto es en realidad uno de los que menor contenido en calcio posee en su composición.
Respecto al calcio, es mucho más adecuado incluir en nuestra dieta una buena cantidad de:
Verduras y hortalizas: acelgas, cardo, espinacas, puerro, alcachofas, coles, repollo, coliflor y brócoli.
Cereales: avena, cebada y trigo.
Frutos secos: almendras, higos secos, pistachos, nueces, pasas y dátiles.
Legumbres: garbanzos, judías blancas, habas secas y lentejas.
Semillas: sésamo
Diferentes estudios han podido constatar que el consumo de leche –y sus derivados- se podría relacionar con: catarros, conjuntuvitis, sinusitis, alergias, asma, eczema, psoriasis, artritis, artrosis, fibromas, anemia, fibromialgia, estreñimiento, enfermedad de Crohn, cáncer de colon y de mama, descalcificación, osteoporosis y bronquitis, obstrucción en las arterias.
Nocivo para la salud y para el medio ambiente 
 El aceite de palma nunca ha dejado de estar en el foco de la polémica, es su precio el que la mantiene en esa posición de amor-odio. Más económico que otras opciones, a este aceite vegetal le ronda ahora la amenaza de una brusca extinción.
El etiquetado lo delata. Está presente, por ejemplo, en bollería industrial, chocolates, galletas, margarinas, precocinados, patatas fritas, salsas. El 50% de los productos procesados incluyen aceite de palma en su composición, algo que no solo le da el estatus de aceite vegetal más utilizado en el mundo sino que evidencia el alto consumo de este tipo de alimentos.
La principal preocupación viene de los riesgos, además de colesterol o enfermedades cardiovasculares, la Autoridad Europea para la Salud Alimentaria.
Limpia tus arterias
Hay alimentos que promueven la limpieza de las arterias y las venas, que al incluirlos en la dieta nos pueden ayudar a prevenir gran número de enfermedades.
Es el número uno de los alimentos para promover la limpieza arterial, pues posee propiedades antioxidantes muy poderosas que tienen la capacidad de combatir los radicales libres de nuestro cuerpo, al mismo tiempo que ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo y aumenta los niveles de colesterol bueno.  Este grandioso beneficio mejora el flujo sanguíneo y ayuda a combatir la Hipertensión
Avena, pescados, el salmón, la caballa, el atún, la trucha, el arenque y las sardinas. espinacas, cúrcuma, frutos secos, aceite de oliva, manzanas, granadas, tomate natural.

Hacer ejercicio es crucial, para ayudar a desintoxicar el organismo y desechar poco a poco las grasas sobrantes.
Zumo depurativo para limpiar arterias obstruidas
Gracias a sus propiedades antioxidantes el jugo de granada podría reducir la presión arterial alta y el estrés oxidativo en la sangre, lo que supondría una disminución de las lesiones arterioscleróticas
Una reciente investigación pudo determinar que el extracto de granada podría ayudar a prevenir o revertir la aterosclerosis
Además, las granadas tienen un importante poder antiinflamatorio que desempeña un papel fundamental en la prevención de problemas del corazón. Gracias a estas propiedades, las granadas ayudarían a reducir la presión arterial alta, son buenas para la circulación sanguínea y refuerzan el sistema inmunológico para prevenir infecciones.
Ingredientes
3 manzanas.
1 granada.
Tomarlo recién licuado todos los días. Ayudará mucho, tomar en ayunas, un vaso de agua templada con Limón, a los 20 minutos tomar el zumo de granada.