jueves, 16 de febrero de 2017

¡Defendamos a las abejas! Exige a Canadá que prohíba esta sustancia


Las abejas se enfrentan a una gigantesca crisis mundial que pone en peligro nuestra cadena alimentaria. Ahora, Canadá está considerando la prohibición de una de las peores sustancias mata-abejas, lo que cambiaría las reglas del juego. Pero los grandes de la agricultura industrial están contraatacando, y nos toca a nosotros detenerlos. ¡¡Defendamos a las abejas!! Firma con un solo clic: 
El imidacloprid es una sustancia terrible que se usa sobre muchas de las frutas y verduras del mundo -- y está poniendo en peligro a abejas e insectos: nuestra red de seguridad vital. 
Ahora, Canadá podría prohibirlo. Han abierto un período de consulta pública para ayudarles a decidir, pero los matones de la industria están presionando para proteger su producto multimillonario. 
¡Hagamos que Canadá se mantenga firme! Suma tu nombre a la siguiente petición con un solo clic y le enviaremos a este gobierno el mayor llamamiento de la historia para detener a los matones y defender a las abejas antes de que cierre el período de consulta: 
Abejas e insectos como efímeras y mosquitos son las singulares criaturas que crean los cimientos de la vida en la Tierra. Solo las abejas polinizan casi tres cuartas partes de los cultivos clave del planeta. Los expertos afirman que el imidacloprid está vinculado a la desaparición de colonias de abejas y la pérdida generalizada de poblaciones de insectos -- lo que pone en peligro el mundo natural y nuestra cadena alimentaria.
Monsanto está compitiendo por fusionarse con Bayer, y Dow Chemical por hacer lo propio con Dupont. Estos monstruos son cada vez más poderosos y están presionando para mantener su veneno en el mercado. Pero Europa ya ha frenado el uso de esta sustancia mata-abejas después de que los miembros de Avaaz inundaran a sus ministros con miles de mensajes. El siguiente paso es Canadá. Si cerráramos esos dos mercados, podríamos desencadenar un efecto dominó y lograr que países de todo el mundo sigan su ejemplo. 

La consulta pública de Canadá podría decidir el destino de este veneno -- ¡si intervenimos a lo grande y ganamos, podría ser un logro importante para las abejas de todo el planeta! La consulta acabará pronto -- suma tu nombre: