miércoles, 1 de febrero de 2017

Antes de cagarla. (Prefiero llorar un tiempo por una verdad, que reír el resto de mi vida rodeado de mentiras)



Hoy, he leído en un post, algo interesante, que dijo un sabio y tiene razón. Me ha hecho pensar.

A menudo nos cruzamos con personas en nuestra vida, la mayoría, pasan sin dejar huella, esa es, la gran mayoría. Personas que conoces en una situación concreta, y que más tarde, se olvida ó simple, no la ves más.
En alguna ocasión, has conocido alguien en las vacaciones, y has creído, que era la persona de tus sueños y al final, se ha quedado en eso, simplemente lo has pensado, pero nada más lejos de la realidad.
Personas que has tenido al lado, en la que has creído, la persona más importante de tu vida, a la que has dedicado todo tu tiempo, para hacerla feliz.
¿Porqué, son las cosas como son?.
No puedo entender, que alguien te adore locamente, y sin embargo, sea capaz de engañar.
No puedo entender, como una persona que dice que bebe los vientos por ti, intente comerse el aire de otra persona.
No entiendo, como alguien que te quiere, es capaz, de decirte cosas preciosas, que te hacen levantar el ánimo cada día, que te sientes querida, protegida, que te sientes la persona más importante del mundo, con tan sólo, esas palabras  que salen de la boca y del sentimiento de la persona que quieres.
No entiendo, que esta persona que quieres, sea capaz, de decir lo mismo a otras, con las que no comparte, sus malos momentos, sus risas, sus días de incertidumbre, sus ralladas de cabeza, sus inseguridades.
Me pregunto. ¿Que se le pasa por la cabeza, a una persona que te quiere y es capaz de todo por ti, y llegar a hacer un doble juego?.
¿Estaremos flaqueando de neuronas?. ¿Estamos mintiendo, para seguir llevando una vida cómoda?.
¿Somos tan inseguros, que necesitamos que alguien fuera de la relación, nos motive?.
¿Somos tan sumamente idiotas, que no vemos lo que tenemos cerca?.
¿Somos tan vacíos de mente, que no somos capaces de pensar en los riesgos?.
¿O somos tan tontos, que pensamos que la persona que tenemos cerca, no se va a dar cuenta?.
Que juego más macabro.
Hoy estamos aquí, mañana no lo sabemos, pero, tenemos una cabeza lógica, las lógica y la lucha, que en muchas ocasiones, propagamos verbalmente hacia otras cuestiones colaterales, a lo que estamos comentando.
Capaces, de defender, aquello por lo que tu, aunque no defiendas, ese día comes, conversas, cantas ríes, lloras, te diviertes, duermes, te cuidan si estas enfermo, te alientan si estas triste, te aconsejan si lo necesitas, en resumidas cuentas, te demuestran que están ahí, para lo bueno y lo malo.
Eso me recuerda, cuando una persona se casa, lo que el cura dice. En lo bueno y en lo malo, así ha de ser, aunque no lo diga el cura.
Algo que nace del corazón, no necesita bendiciones, y mucho menos, que te hagan prometer, algo que la mayoría de las personas, nunca van a cumplir, en muchas relaciones, así es la vida, pero, mientras exista la cordura, la integridad hacia las personas, exista la honestidad, para decir a la cara, y para expresar a la cara, la realidad de unos sentimientos...la humanidad sentimental, esta salvada.
No me digas que me quieres, y luego digas por ahí, que te atraen otras personas, e incluso intentes ligar.
No necesitamos la bendición de un cura, el no sabe lo que tu me quieres, y lo que vas a ser capaz de hacer por mi.
Tu eres el único que sabe tus sentimientos. Simplemente, hay que ser honesto, y de esta forma, te pondría en mi lista de amigos, para toda mi vida.
No hacer nunca nada, que no te gustaría que te hicieran a ti, una buena clave, para no cagarla.
Si la vas a cagar, límpiate primero el alma y luego ves a cagarla cuanto quieras.
Porque primero la cagamos, y luego nos queremos limpiar el culo. Hazlo al revés. La comodidad se da, en lo material y en lo personal. Compra lo material, pero cuida lo personal, eso no lo comprarás, ni con todo el oro de este mundo y del que viene.

Soy lo mejor, que me ha pasado.