domingo, 1 de enero de 2017

Batido adelgazante



Esta deliciosa fruta roja es un alimento excelente para perder peso a la vez que seguimos disfrutando de la comida.
La fresa es muy baja en azúcares pero rica en fibra soluble.
Tiene propiedades depurativas y diuréticas que nos ayudan a eliminar toxinas y líquidos de nuestro cuerpo.
Las fresas, además, son ricas en vitamina C y minerales como el hierro, el potasio o el yodo, lo cual nos ayuda a prevenir carencias nutricionales.
Avena
La avena no puede faltar en una dieta saludable y equilibrada. A pesar de que no es baja en calorías, contiene tantos nutrientes que nos ayuda a prevenir problemas de salud y a conseguir un peso adecuado.
Este cereal es muy rico en fibra, minerales como el hierro, el zinc o el magnesio y ácidos grasos esenciales.
Es un alimento muy saciante que aporta energía, regula los niveles de azúcar, combate la ansiedad y mejora la digestión.
Es ideal para luchar contra los antojos que nos hacen comer de manera descontrolada.
Esta exótica especia de sabor refrescante y picante destaca por su capacidad para aumentar el metabolismo energético, lo cual nos permite quemar calorías con más facilidad.
Además, ayuda a regular el apetito, a combatir la retención de líquidos y a reducir la hinchazón.
El jengibre es el condimento perfecto para todo tipo de comidas, ya que nos facilita la digestión y potencia la jugosidad y el sabor de los alimentos.
Prepara tu batido
Este batido es muy sencillo de preparar y puedes tomarlo como desayuno o como merienda, tanto si quieres perder unos kilos como si lo que deseas es mantenerte en un peso equilibrado.
Ingredientes para un batido
5 fresas maduras
Dos cucharadas de copos de avena (16 g)
Una pizca de jengibre fresco rallado o en polvo
Un vaso de agua (200 ml)
Un poco de estevia refinada o miel de abeja para endulzar (opcional)
Recomendamos 
Elegir alimentos ecológicos, en especial, en el caso de las fresas y la avena, que suelen estar bastante contaminados con pesticidas que podrían resultar perjudiciales para la salud.
Preparación
La noche anterior pondremos las dos cucharadas de copos de avena en remojo en el vaso de agua. Debe estar así unas cuantas horas para facilitar la elaboración del batido y mejorar la digestión de este cereal.
Por la mañana añadiremos todos los ingredientes en el vaso de la licuadora (las fresas maduras, la avena y el agua en la que la hemos tenido en remojo, además del jengibre).
Batiremos bien todo hasta que quede una textura homogénea.
Este batido será tipo smoothie, bastante espeso y cremoso.
Si lo deseamos más líquido solamente tenemos que añadirle un poco más de agua.
De manera opcional, endulzaremos el batido con miel o estevia.
A la hora de servirlo, podemos adornarlo con media fresa y con un trocito de jengibre fresco.