jueves, 8 de diciembre de 2016

Dos piedras y una vela


Queridos lectores.
Son las 12 de la noche y voy a sentarme en el sofá a ver una película.
voy a ver que me encuentro de interesante, donde porras está el mando?
La verdad, no sé que canal ver, nada interesante a la vista, anuncios y más anuncios, total...sin dinero, poco voy a comprar, anda mira¡¡, ofertas de servicios eléctricos, por cierto, es un tema interesante a tener en cuenta.
Voy a ver mi factura, me llegó hace dos días y me da miedo abrirla, pero la abro, lógico...hay que pagar, y encima, lo que ellos estipulan que has gastado, si el precio del Kilowatio es x?, ¿porqué al final de la factura, te viene x+y +z y todo el alfabeto completo?, ¿de dónde sacan tantos números y tantas conversiones, para definir lo que yo gasto?...¡Hay si ellos supieran..., lo más gracioso, es que ellos no saben nada, pero cobran, y como no lo pagues, ya sabes lo que te toca.
Admiro a aquellas personas hace miles de años, felices de la vida, sin nada, exclusivamente las habilidades personales de cada individuo. Como hemos cambiado, y de que forma tan representativa para millones de industrias, que nos utilizan para crecer hasta el infinito y más allá.
Mi madre muchas veces me dice "hija mía, fíjate que he cobrado, he pagado X, me ha llegado la factura de X, mañana tengo que ir al Banco porque me han descontado X, en fin...vas a venir a comer mañana?.
Bueno mami, no te preocupes, sí, iré a comer contigo, pero no te líes, haz unas patatas y unos huevos, al menos el gasto de la comida lo podemos controlar, comer no es tan importante... como pagar Luz, Gas y agua...eso primero, y luego comer.
Fíjate, hoy precisamente, estaba mirando mis facturas, yo también tengo que pagarlas, hay una cuestión en ellas, que por más vueltas que les doy, no alcanzo a comprender, como siendo el consumo de X, al final, sube tanto la factura...es increíble, a dónde llegaremos, si no se ponen remedios drásticos, la lástima, es que no está en nuestras manos, en nuestras manos está, llegar a poder comer un huevo con patatas, sin embargo ellos...se enriquecen, cada vez más, y cada vez más, y más personas necesitadas.
Ellos cogen, porque no es que lo ganen... lo cogen porque sí, con los impuestos, impuestos... por personas dentro del mismo monopolio, intereses comunes de poderes.
Injusticia grande, dentro de las injusticias injustas.
Pobres personas que ni tan siquiera, pueden comer un huevo al día, podría ser, que estas empresas, se hiciesen cargo un cuarto del cuarto de medio Kilowatio que cobran, para ayudar?...Iría todo mucho mejor, ó simplemente, que vengan las facturas como venían hace años, con un coste de consumo, algo más comprensible, la verdad...prefiero no hablar del tema, porque me caliento, y se me pone una mala sangre tremenda.
Volviendo al tema mami, mañana iré a comer contigo, y de paso iré a pagar las facturas.
No entiendo, porqué me han subido tanto...me entran ganas de alumbrarme con velas y calentarme con las chispas que salen de dos piedras.
Evolución para muchos y vuelta a las Cavernas para otros tantos, que son la mayoría.
Malos tiempos para estas personas mayores, que se ven amenazadas, con la retirada de las pensiones, es una guerra, provocada, incitada.
Vuelta la tortilla, que vayan dando vueltas, que la vida les cambie y sientan y padezcan, lo que millones de personas tienen que padecer, para seguir adelante.
Se nos pusieron las claves de prosperidad en las manos, y hemos llegado a una prosperidad de plástico, donde comer un huevo, cada día se hace más complicado.
Dejaremos de comer...eso no importa demasiado, aquí se trata de pagarlo todo, el que pueda y el que no...pues como yo, una vela y dos piedras.