miércoles, 2 de noviembre de 2016

Clatronic ZWM 3478 - Máquina de hacer algodón de azúca


Se prepara usando una máquina especial y se vende normalmente en ferias y otros eventos festivos. El color característico de la golosina es el rosa, aunque también es popular una mezcla de rosa, púrpura y azul.
En países como Chile, México, Uruguay, Colombia, Perú, Bolivia y Argentina es normal encontrar vendedores callejeros que venden la golosina en las plazas o durante los días de vacaciones de verano en las calles.

Al tacto, el algodón de azúcar, es suave y muy similar al algodón (de ahí su nombre) cuando está seco, sin embargo se disuelve con facilidad en la boca y deja pegajosas las manos y la cara a su contacto. No posee un aroma característico, sin embargo es normal que las máquinas utilizadas para fabricarlo tengan un fuerte olor a caramelo o azúcar cocinado. Muchas personas consideran que esta golosina, en conjunto con las manzanas caramelizadas, forman parte de la genuina experiencia de visitar una feria. También es un dulce muy popular en espectáculos circenses.
El funcionamiento de esta máquina es el mismo que el de las máquinas actuales: El azúcar mezclado con colorante se coloca en el centro de la máquina donde se dispone un pequeño cuenco que tiene adosado un dispositivo para hacerlo rotar a gran velocidad y una fuente de calor para derretir el contenido. Luego, por medio de la fuerza centrífuga, el líquido se filtra por una serie de pequeños agujeros en los lados. Cuando el azúcar entra en contacto con el aire se solidifica, formando unos finos hilos a la vista similares al algodón que se amontonan en un recipiente de mayor tamaño colocado alrededor del cuerpo central de la máquina. El operador de la máquina entonces los junta con un palo, un cono y en algunas ocasiones con su mano.

Como la mayor parte del algodón de azúcar es aire, las raciones suelen ser muy grandes, por lo general mayores que la cabeza de un adulto, resultando enormes para los niños. A pesar de la creencia general de que esta golosina puede causar caries dado que en esencia es azúcar, es importante señalar que tiene una cantidad mucho menor que una lata de refresco típica de 350 centímetros cúbicos, es decir una cantidad cercana a una cucharadita.