miércoles, 30 de noviembre de 2016

Gritos Silenciosos (4)


En los siguientes días , mi nombre estuvo sonando continuamente por los altavoces del colegio mayor para que acudiera a la garita de teléfono. Era el señor, que me llamaba con la intención de quedar conmigo. Tantas veces llamó, tantas le di negativas...excepto una. Evidentemente, la última. ¡Porque cometí ese error?. Supongo que me cogería en uno de muchos momentos tontos, pero supongo también que su perseverancia ( sus llamadas se sucedieron diariamente durante un mes ) terminó por erosionar mi resistencia. Por una parte era como de acabar con tan interminable acoso, y la otra por reconocer que mi ego se vio inflado porque un caballero ( seguro que entonces no pensé en él como señor ) tuviera tal pasión por mi, que guardara celosamente una foro mía y me llamara con semejante insistencia, quizá había leído demasiadas novelas de Corín Tellado. De alguna forma y en alguna medida, lo que en un principio me pareció un ataque inaceptable a mi intimidad, se tornaba ahora en romanticismo.
Pedí una voluntaria entre Rorro y Macarena para que acudieran a la cita conmigo. Fue esta última la que se ofreció. Al saber que yo iba acompañada, el señor trajo un amigo, Arturo, un hombre muy simpático. Como también estuvo muy simpático el señor, que debido a la diferencia de edad y, aunque me pese reconocerlo, a su propia habilidad, tenía tablas y se sabía manejar ante unas jóvenes como nosotras para hacernos la velada agradable y divertida. Por supuesto se portaron como caballeros a la antigua, llevándonos a sitios elegantes y sin permitirnos pagar una sola consumición. Ambos tenían una buena posición social por partida doble, tanto por pertenecer a familias adineradas como por desempeñar trabajos retribuidos y de responsabilidad, a pesar de su relativa juventud. El padre del señor era uno de los hombres con mas dinero de Alnorte, si bien su fama, como supe mas tarde no era precisamente inmaculada. Ademas, el señor era abogado y economista, había hecho masters en la Universidad de Columbia y en la Sorbona, amen de hablar correctamente tres idiomas y ocupar un importante cargo en una gran empresa se seguros. Vamos , un auténtico lumbreras.
No creo que en aquella primera tarde nos dieran de golpe toda esa información, a nosotras nos habrían parecido unos vanidosos insoportables y probablemente habríamos huido de ellos como de los grises. Y esta comparación me vale para referirme a temas políticos. Tampoco creo que entonces, ni en las siguientes citas, la política apareciera en nuestras conversaciones, no es que yo fuera una chica revolucionaria romana donde el no opinar sobre esos temas era virtud en una joven. Pero desde mi llegada a Madrid y por influencia de Rorro, que estudiaba políticas, me había formado mis propias difusas ideas en contra de los regímenes de Franco, y en mas de una ocasión había acudido a acompañar a mi amiga a actos subversivos universitarios que terminaban en el ya legendario San Fermín con toros de la ganadería " Los Grises". Pero mucho me cuidé yo en casa y en las siguientes citas de revelar mis opiniones en esa materia, de la misma forma que el tampoco me dejó siquiera entrever las suyas, como se puede suponer absolutamente favorable a la dictadura. Así que la tarde discurrió entre superficiales y divertidas conversaciones, hasta que llegó la hora de regresar al colegio, a cuya puerta nos acompañaron. Allí el señor sugirió que quedáramos ala día siguiente a la misma hora. Le contesté que tenía que estudiar y que además él tenía novia. Aclaró que Lolifán no era su novia, que tan sólo era una amiga, y añadió un comentario que no entendí bien "He salido con ella porque la confundí con una peluquera de mi ciudad con fama liberal, pero resultó que me había equivocado, y ya no me interesa". La cosa estaba bien clara, pero entonces no entendí el eufemismo, pues estaba tan fuera contexto y tan separado de la extrema correción con que se habían comportado hasta el momento él y Arturo, que debí interpretar libertad como referido a la política, y ya estaban dando las diez de la noche y había que entrar en el colegio, no había tiempo para pedir explicaciones. Y tampoco se lo conté a Rorro cuando en la cena, Macarena y yo nos atropellábamos para referir cada detalle de la velada, tal vez ella lo habría interpretado correctamente. Una pena, porque aquel comentario grosero y machista. Fue el primer indicio que yo no capté de la personalidad oculta del señor.
Al día siguiente, mi nombre volvió a sonar por los altavoces. El señor insitía en que quedáramos esa misma tarde. No accedí, entonces propuso invitar a Macarena y a mí a cenar que era viernes " Imposible, las normas del colegio no nos permiten salir mas tarde de las diez de la noche, a menos que...A menos que? preguntó él " A menos que tengamos una autorización de nuestros padres, que nos permitiría volver a las 12.30. Le aseguré que vería si podía resolverlo, la cosa quedó en suspenso. Era una aventura ¡Salir por la noche en Madrid!. Sólo en señalas ocasiones y en eventos de total confianza me habían permitido mis padres salir de noche. A Macarena le sucedía algo parecido y además esta entusiasmada con Arturo. Para nosotras salir por la noche era un mito.Macarena estuvo cavilando y al rato me pidió que la acompañara a la garita del teléfono. Con malicia en la expresión y sin adelantarme explicaciones, llamó a sus padres y les dijo que los míos venían a pasar el fin de semana a Madrid y habían sido tan amables, que la habían invitado a compartir con ellos y conmigo las excursiones y veladas. Pero a la inversa estaba segura de que no funcionaría pensando que les mentiría. Llamé al señor y le dije que solo asistiría Macarena, que lamentablemente yo no podía que yo me tenía que retirar a las diez de la noche. Me contestó que no preocupara, que el lo resolvía. Apenas habían pasado diez minutos y ya estaba yo pensando en  que podía hacer el señor para que yo tuviera permiso. Él tramó un plan, para que me dejaran salir, un poco molesto y diciendo que no le gustaban las negativas. Este medio día pasarán mi secretaria y su marido haciéndose pasar por ellos, me propone con tono imperativo. Por descabellada que me pareciese la idea, en el fondo lo encontré divertido y acepto, pero en seguida me doy cuenta del riesgo y muestro mis reservas. Lo organiza todo, él me tranquiliza, era todo como como si fuese un plan de fuga. Me indica que debería conocerlos antes de que acudieran al colegio para evitar fallos en la interpretación. Con una especie de pánico preescénico y escoltada por mis dos compañeras de habitación, acudo a una cafetería cercana al colegio, donde el señor me presenta a una pareja de cuarentones muy simpática y que como padres, no me habrían disgustado. De cara a las monjas eran perfectamente creíble y estaban encantados de hacer el favor a su jefe. La farsa fue todo un éxito y yo obtuve el permiso, si bien una vez acabó todo, Rorro planteó un problema en el que yo no había caído. ¿Que ocurrirá si alguna vez vienen tus padres de verdad a hablar con las monjas?, noté en el cuerpo un escalofrío de intranquilidad, pero solo fue eso, se fue a penas había llegado. A esas edades, el futuro es algo difuso, casi inexistente, y lo importante es que esa noche, iba a salir por Madrid. Pasamos el fin de semana con ellos haciendo planes maravillosos. comenzamos con una cena el viernes en un restaurante lujoso, con música clásica y velas...en directo. Apuramos hasta el límite la hora para regresar al colegio. Cuando nos despedimos en la puerta, el señor se apartó un tanto de Macarena y Arturo, y comenzó a alabar mi belleza y mi elegancia, y a dirigirme otros cumplidos, que concluyeron con una declaración de amor." me siento muy bien a tu lado y voy a hacer lo que pueda hacer y lo que no pueda también, para que seas mía. Una frase que me disgustaba sobremanera. El señor me dio indicio de su personalidad oculta.

Garmin Forerunner 235 - Reloj con pulsómetro en la muñeca, unisex, color negro y rojo, talla única


Precio recomendado: EUR 349,00
Precio: EUR 262,00 Elige envíos GRATIS más rápidos con Amazon premium o elige envío GRATIS en 4-5 días
Ahorras: EUR 87,00 (25%)
Precio final del producto
En stock.
¿Quieres recibir el pedido el jueves 1 dic.? Cómpralo antes de 15 hrs y 12 mins y elige Entrega hoy al completar tu pedido. Ver detalles
Vendido y enviado por Amazon. Se puede envolver para regalo.

Nuevos: 23 desde EUR 251,58 
Color: Negro y rojo
EUR 269,00
EUR 262,00
Recibe detalles de tus entrenos vía mensajes de audio a través de tu Smartphone (tiempo, ritmo, distancia)
Hasta 12 semanas en modo reloj y 16 horas con GPS
El Forerunner 235 incorpora un pulsómetro integrado a la muñeca
Añade la función de monitor de actividad para controlar pasos diarios, calorías, distancia y sueño; las alertas de inactividad te avisan cuando llevas demasiado tiempo sentado
Con Connect IQ podrás personalizar tu Forerunner a tu manera, añadiendo pantallas de reloj, widget, aplicaciones o campos de datos adicionales

                       COMPRAR AHORA

Huawei P8 Lite - Smartphone de 5" (cámara 13 MP, 16 GB, HiSilicon Kirin 620 Octa Core 1.2 GHz, 2 GB RAM, Android L), color negro


Precio recomendado: EUR 269,00
Precio: EUR 167,98 Elige envíos GRATIS más rápidos con Amazon Premium o elige envío GRATIS en 4-5 días
Ahorras: EUR 101,02 (38%)
Precio final del producto
En stock.
¿Quieres recibir el pedido el lunes 5 dic.? Cómpralo antes de 15 hrs y 44 mins y elige Envío estándar al completar tu pedido. 
 Se puede envolver para regalo.

Nuevos: 77 desde EUR 161,00 De 2ª mano: 56 desde EUR 129,99
Color: Negro
Nombre de estilo: Teléfono
Teléfono

 Teléfono + Altavoz  

Pantalla táctil capacitiva IPS LCD con 16 millones colores
Cámara trasera de 13 MP, f/2.0, 27 mm con enfoque automático y flash LED dual
Procesador Octa-core 1.2 GHz Cortex-A53
Sistema operativo Android 5.0.2 Lollipop con DUAL SIM


                   COMPRAR AHORA

Casio AQ-S810W-1A - Reloj (Pulsera, Fibra de vidrio, Negro, Tough Solar, 5.22 cm, 4.66 cm)




Casio AQ-S810W-1A - Reloj (Pulsera, Fibra de vidrio, Negro, Tough Solar, 5.22 cm, 4.66 cm)
Precio: EUR 45,27 Elige envíos GRATIS más rápidos con Amazon Prémium o elige envío GRATIS en 4-5 días
Precio final del producto
En stock.
¿Quieres recibir el pedido el jueves 1 dic.? Cómpralo antes de 7 hrs y 42 mins y elige Envío 1 día al completar tu pedido.
Vendido y enviado por Amazon. Se puede envolver para regalo.
male
Analogue
Resina
Solar
Chronograph

                       COMPRAR AHORA

                   

martes, 29 de noviembre de 2016

Bicicleta de montaña



Precio anterior: EUR 128,63
Precio: EUR 99,99 Elige envíos GRATIS más rápidos con Amazon prémium o elige envío GRATIS en 4-5 días
Ahorras: EUR 28,64 (22%)
Precio final del producto

En stock.
¿Quieres recibir el pedido el miércoles 30 nov.? Cómpralo antes de 3 hrs y 4 mins y elige Envío 1 día al completar tu pedido. 
Vendido y enviado por Amazon. Se puede envolver para regalo.
Color: negro/gris
EUR 99,99
Sistema de cambio Shimano, cambio tipo revoshift, mandos de cambio en el manillar.
Neumaticos Kenda Coperton de alta fiabilidad y duracion
Palancas de frenos de aluminio, llantas de aluminio y cuadro de acero
Bicicleta de montaña polivalente, ajuste e inclinación regulable del asiento y sistema de liberación rápido.

Caballete, frenos V-Brake y diseño minimalista especificos para el acabado mate

lunes, 28 de noviembre de 2016

Gritos silenciosos (3)


La primera vez que lo vi, fue de una manera absurda y simbólica.
En el colegio había diez escalones de mármol blanco desde la recepción al portal. Siempre que salía, me gustaba saltarlos de golpe. Era una manera de exteriorizar mi alegría por salir a la calle y un juego infantil de quien era por entonces, en gran medida, todavía una niña.
Recuerdo como iva vestida esa tarde. Llevaba unos vaqueros azules pálidos, una camiseta, un chaleco por los hombros y unos mocasines Kiowa. Debía de parecer una colegiala. Sólo me habría faltado una piruleta. Había quedado con Macarena, que me esperaba en alguno de nuestros sitios habituales. Tras el preceptivo planchado de la melena, bajo a recepción, cojo carrerilla, salto las escaleras y me doy de morros con un señor bajito y calvo prematuro. Me sujeta un instante y me espeta:¿ Te persiguen los grises?. Después me mira a través de los gruesos cristales de sus gafas y me dice en tono confidencial: tengo una foto tuya en la cómoda de mi dormitorio. Yo no reacciono. Ante el bochorno de haber chocado con un señor desconocido y haber escuchado una salida suya tan surrealista, permanezco callada y sin saber donde meterme, ÉL me pide perdón por si me ha incomodado e insiste en que, aunque yo no lo supiera, él me conoce desde hace tiempo y añade que siempre le he parecido preciosa. Balbuceo algún tipo de excusa y salgo corriendo del colegio. Atónita, estupefacta, caminaba por las calles preguntándome, de que me podía conocer ese hombre y como y con que derecho, podía tener una foto mía...¡en su dormitorio!. Tampoco me explicaba, que hacía en el portal del colegio mayor. ¿Acaso me estaba siguiendo? ¿Se trataba de un perturbado que la había tomado conmigo y esperaba durante horas a que saliera? ¿ O simplemente era un gracioso con ingenio, que se le había ocurrido decir que me conocía como quien dice, voy a hacerte Emperatriz de Lavapies?. Cuando por fin me encontré con Macarena, le conté inmediatamente lo sucedido. Aparte de parecerle gracioso, no le dio mayor importancia. Yo traté de hacer lo mismo durante los siguientes días, pero no pude evitar una comezón de intriga que me mantenía inquieta. Quizá era una premonición.
Lo cierto es que el incidente me afectó mas de lo que habría sido normal, al fin y al cabo sólo era un estúpido choque fortuito con un desconocido que había tenido una salida un tanto desconcertante. con el tiempo he reparado en el gran valor simbólico de ese encuentro: la primera vez que lo vi, yo estaba saltando como una niña.
Pocos días mas tarde, una compañera del colegio, algo mayor que nosotras, nos invitó a Macarena y a mi a una fiesta que organizaba su novio. nos sorprendió la invitación, ya que no era una chica a la que tratábamos demasiado. Se llamaba Dolores, pero sus amigas de habitación, la llamaban Lolifán debido a las fantasías con que se daba aires de grandeza, y por ese apodo la conocíamos todas. precisamente por ello, porque se rumoreaba que alardeaba de un novio enormemente rico que iba para ministro y a nosotras nos divertía comprobar lo que había de cierto y de fantasma en ello, decidimos aceptar. Nos pusimos nuestras mejores galas y hacia allí nos dirigimos. Cuál sería mi sorpresa cuando en el elegante piso de La Castellana del novio de Lolifán, nos abre la puerta  el señor bajito con el que había chocado. si Macarena notó mi estupor al principio, enseguida supo a que se debía, porque el señor apenas hechas las presentaciones y los saludos insistió de nuevo en que tenía una foto mía y en que me conocía desde hacía tiempo. Para completar mi estupor, el señor se dirigió al dormitorio y apareció al poco con una foto mía enmarcada. la reconocí al instante. se trataba de una foto de mi puesta de largo, costumbre de las niñas bien de la época por la que, como no, yo pasé.
No me podía explicar que hacía esa foto en poder de ese señor, y él no parecía dispuesto a revelármelo de inmediato, divertido por mantener la intriga. fue Manolo, un amigo suto que nos acababa de ser presentado, el que dio una explicación, atribuyéndose la culpa "Esa foto se la he dado yo", comenzó a contarnos. nos explicó que, como yo, ambos era de Alnorte, aunque residían desde hacía tiempo en Madrid. En uno de los viajes para ver a sus respectivas familias, se pararon delante del escaparate de una tienda de fotos, donde estaba, por lo visto, expuesta mi foto, de la puesta de largo. El señor bajito se quedó prendado de esa moza de diecisiete años, elegantemente vestida y maquillada para la ocasión. He de decir, que yo era muy guapa de joven, incluso había gando un par de concursos de belleza en lugares de veraneo siendo todavía adolescente, y en concreto en aquella foto, estaba especialmente favorecida. fue tal la atracción del señor por esa imagen, que ambos amigos decidieron buscarme por la ciudad. Después de lo que supongo que sería una absurda e infructuosa búsqueda. Manolo decidió darle una sorpresa a su amigo.
Entró en la tienda de fotos, y habló con el dueño, quien no sólo le dio mi nombre, apellidos y dirección, sino que tuvo la osadía de venderle mi foto. Presumo que mediaría una buena cantidad. Obvio es decir que ni yo, con total seguridad, mi familia estábamos al corriente ni hqabíamos autorizado que mi foto fuera expuesta en un escaparate. y así, por la deshonestidad de un fotógrafo, fue determinada mi vida. Ahora no le culpo, sólo cometió una pequeña falta. Ahora tengo muy claro quien fue el culpable, pero durante años he pensado con odio en ese fotógrafo desconocido que le vendió al destino la batuta para dirigir mi vida por derroteros de sufrimiento. Pero como bromea mi hija pequeña " Sin ese fotógrafo, ni mis hermanos ni yo existiríamos" Y eso es suficiente consuelo para no lamentar nada..
Pero volvamos a la fiesta, donde no nos quedaremos mucho tiempo, como no nos quedamos Macarena y yo en aquella ocasión. Estaba realmente incómoda en esa fiesta. no sólo por la historia de la foto, que en principio me pareció más una desfachatez que un gesto romántico, sino también por el hecho de que sin ningún escrúpulo el señor mostrara su admiración por mí, a escasos metros de su novia Lolifán, que estaba atendiendo a otros invitados, así como porque me contara que había sido él quien le había solicitado que nos invitara, por mucho que llamara a su amiga en lugar de su novia. de modo que al cabo de apenas media hora, inventamos una disculpa y nos fuimos. es posible que el lector se haya hecho a estas alturas, una idea errónea sobre la edad del señor. No llegaba entonces a los 30 años, aunque por poco, pero aparentaba mas debido a su calvicie, a su forma de vestir y a sus maneras. En todo caso, yo tenía bastantes años menos, para mi era un señor y era la forma mental de referirme a él. No voy a revelar su nombre, ni siquiera lo voy a sustituir por otro. mas adelante cambiaré la forma de llamarle, y lo haré varias veces, coincidiendo cada una de ellas con el punto de la historia en que yo le puse otro nombre para mis adentros.

Impresora multifunción de tinta (512 MB, 600 x 300 DPI, 1200 x 1200 DPI, A4, 216 x 297 mm, color, WiFi, compatible con HP Instant Ink), blanco y negro


Simplifica tus tareas con una impresora multifuncional asequible en la que puedes confiar. Permanece conectado con la forma más fácil de imprimir desde tu smartphone o tablet. Imprime, scanea y copia rápidamente y al instante, y líbrate del desorden con un diseño que ahorra espacio. Cubre todas tus necesidades de impresión. Imprime, scanea y copia con facilidad y simplicidad, al instante.
Precio mínimo del producto en los 30 días previos a la oferta de la semana de Black Friday: 96.57€
Compatible con HP Instant Iink, el nuevo servicio de reposición de tinta
Imprime, scanea y copia lo que necesites rápidamente
Impresión móvil HP ePrint: imprima desde cualquier teléfono inteligente o tablet desde prácticamente cualquier lugar

Con HP Wifi Direct imprima usando una conexión inalámbrica directa, sin necesidad de red ni router.

Los 10 alimentos afrodisiacos más efectivos

Los alimentos considerados como ‘afrodisiacos’ excitan a la gente por sus nutrientes, los cuales tienen una función vasodilatadora o están implicados en un proceso de tipo hormonal y pueden ayudar a propiciar la excitación sexual.
Pero principalmente tenemos que tener en cuenta que lo que más influye para que estos alimentos tengan mayor efecto sobre nosotros, es la situación en la que se consuma, pues el componente psicológico tiene que ver mucho con la consideración afrodisíaca del alimento
Chocolate
Las semillas del cacao tiene fenilalanina y teobromina, sustancias que ayudan a combatir la fatiga, circulación sanguínea y ventilación pulmonar. Además estimula la secreción de serotonina, lo que le convierte en un poderoso afrodisiaco que renueva el rendimiento sexual.
Miel
Es un mineral boro que ayuda a promover la utilización y metabolización de la hormona sexual femenina. Además aumenta los niveles de la hormona responsable del deseo sexual en sangre.
Ostras
El alto contenido proteico y de Zinc ayuda a mejorar los espermas y la lubricación de la mujer. Es un alimento que aporta un gran aumento de energía, garantizando un buen rendimiento e impulso sexual.
Canela
Estimulante del riego sanguíneo en la zona abdominal, al facilitar este flujo mejora la irrigación en los genitales tanto en el caso de la mujer como en el del hombre. Aumentando así la facilidad para lograr la excitación y en el caso del hombre también para alcanzar y mantener la erección.
Fresas
Estimulan las glándulas endocrinas y el sistema nervioso.
Plátano
Gracias a la cantidad de potasio, vitamina B, bufotenina y magnesio logra equilibrar los neurotransmisores cerebrales que encienten la libido, mejorando el estado de ánimo y autoestima junto con el sentido de seguridad.
Higos
Contienen un alto contenido en betacaroteno, sustancia que impacta en la producción de hormonas sexuales, además mejora el deseo y nivela los desbalances de estrógenos. Durante el periodo menstrual de la mujer ayuda a desinflar los pechos y por su elevado contenido en azúcar constituyen una buena fuente de energía por si la noche acaba alargándose más de lo esperado.
Mango
Al igual que los higos, el mango contiene betacaroteno que ayuda a la generación de estrógenos y testosterona. Además mejora la producción espermática por la cantidad de vitaminas que tiene y por si esto fuera poco contiene triptófano conocida como la hormona del placer.
Vino Tinto

El ingrediente principal, alcohol, es el mayor desinhibidor conocido. Y si sumamos el contenido en antioxidantes cuyo efecto vasodilatador permite  un mayor aporte de sangre en las áreas genitales tanto en el hombre como de la mujer, tenemos la combinación perfecta para pasar una gran noche.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Breaking Bad


Crítica
Muy buena colección. Informe de los medios de comunicación.
 El libro es útil para los estudiantes y los investigadores interesados ​​en Breaking Bad y ofrece una excelente lista de lectura para los cursos que analizan la serie. 
El enfoque interdisciplinario, el enfoque de ensayos Breaking Bad de la economía política, cultural y perspectivas estéticas ... La antología de Pierson es un valioso primer paso en las evaluaciones críticas de Breaking Bad.
 La fuerza central del libro es su enfoque interdisciplinario ... Pierson compila una colección útil y estimulante en esta antología. Del mismo modo que The Sopranos provocó una importante investigación sobre la cultura estadounidense, Breaking Bad sin duda inspirará una gran cantidad de trabajo académico tanto para estudiantes como para investigadores. La contribución de Pierson es un comienzo admirable.
 Estudios críticos en comunicación con los medios.
Descripción del producto
Breaking Bad: Critical Essays sobre Contextos, Política, Estilo y Recepción de la Serie de Televisión, editado por David P. Pierson, explora los contextos, la política y el estilo de la serie original de AMC Breaking Bad.
 La primera sección del libro localiza y aborda la serie de varios contextos sociales contemporáneos, incluyendo el neoliberalismo, sus discursos y políticas, la obsesión cultural con la economía del tiempo y su manipulación, y los principios epistemológicos y suposiciones del alias criminal de Walter White Heisenberg.
 La sección dos investiga cómo la serie se caracteriza e intersecta con la política cultural actual, como la angustia masculina y el resurgimiento de la masculinidad hegemónica, la representación compleja de los latinos y la representación del impedimento físico y mental y la discapacidad.
 La sección final examina de cerca la estilística visual, auditiva y narrativa de la serie. Bajo el examen se encuentra el estilo visual único de Breaking Bad, en el que la imagen domina el sonido, el papel y el uso distintos de los segmentos teaser iniciales para desorientar e iluminar a las audiencias, la representación del espacio geográfico y el lugar, la posición de las canciones narrativas para complicar la identificación del espectador y la parte integral. Formato: Versión Kind
Tamaño del archivo: 2107 KB
Longitud de impresión: 232
Editor: Lexington Books; Edición: Reprint (21 de noviembre de 2013)
Vendido por: Amazon Media EU 
Idioma: Inglés

Texto a voz: Activado 

Gritos silenciosos (2)


Comienzo mi historia  con mi llegada a Madrid para estudiar en la universidad.
Me veo con 18 años y una enorme ilusión en el Citroen Pato de mi padre recorriendo la carretera, que en 1966 unía (separaba mas bien) Alnorte con Madrid.
Me acompañaba sólo mi padre, que es quien conduce, a pesar de que entonces tenía chofer. Pertenezco a una familia Alnorteña bien situada económicamente. Se podría decir que éramos ricos, aunque parece que la gente tiene cierto pudor en calificarse de ese modo. Diré, para suavizarlo un poco y porque esa es la verdad, que éramos medianamente ricos y enteramente tradicionales. mis padres eran muy estrictos en algunas cuestiones, no así en otras, y si por un lado me permitieron trabajar en la contabilidad de un negocio familiar, para ganar algún dinero y conducir mi propio coche y accedieron a que estudiara en la universidad, por otro lado no podía llegar a casa mas de las 8 de la tarde y era castigada con severidad por un retraso de apenas 5 minutos.
Vigilaban muy de cerca mis amistades, hasta el punto de que hube que ocultar, que una de mis amigas era hija de un sastre y cuestiones de la más elemental biología femenina, tuvieron que serme explicadas por la señora del servicio. En ese ambiente riguroso, yo no había podido elegir la carrera que me habría gustado, derecho, que fue considerada por mis progenitores como demasiado masculina, y tuve que acceder a matricularme en filosofía y letras, mas acorde con mi sexo y posición. Aun así, viajaba hacia Madrid como quien se dirige a la tierra prometida, con la excitante emoción de saber que iba a lograr la libertad. Supongo que una chica de 18 años se reiría al saber que llamo libertad a un colegio mayor de monjas en el que había que recogerse antes de las 10 de la noche, pero todo es relativo. Yo era consciente del cambio que suponía en mi vida el irme a estudiar a Madrid, y a mi padre también. Durante el trayecto, que recuerdo lleno de curvas y baches, mi padre me hacía preguntas continuamente sobre lo que yo esperaba de mi vida universitaria en Madreid, como si me estuviera haciendo un último examen para comprobar si tenía la madurez necesaria como para poder dejarme en la gran ciudad.
Temerosa de que una mala respuesta pudiera hacer frenar en seco a mi padre y dar la vuelta, yo meditaba mis respuestas y trataba de dar una imagen de formalidad y recato que se oponía completamente, a lo que estaba deseando. Debí de hacerlo bien, puesto que llegamos al colegio mayor, un edificio decimonónico del barrio de Salamanca, que era donde debía estar un colegio mayor que se preciara, aunque la ciudad universitaria, quedaba a kilómetros de allí.
Tras prometer a mi padre que llamaría todas las semanas para ponerles al corriente de mis estudios, de mi adaptación a la ciudad, de mis nuevas amistades y de cualquier otra cosa sin omitir un detalle, me despedí de él con un apresurado beso y con una rimbombante frase "Sabes que no me gustan las despedidas"que sin duda yo lo había sacado de alguna película o de alguna novela cursi de la época.
Pero plagiada o no, el caso que surgió su efecto, y mi padre me dejó sola para que ingresara por mi misma, o tal vez la frase le traía sin cuidado a mi padre, y lo que le movió a no  acompañarme al interior, fue la enorme barahúnda de mujercitas corriendo y chillando por los pasillos, arrastrando sus equipajes algunas, saludándose efusivamente otras que se habían reencontrado después del curso anterior, despistadas las mas rodeando en tropel a las monjas en buscas de información. En ese alboroto me metí yo como una mas del grupo de las despistadas y de las que arrastraba sus equipajes. Mis padres me habían reservado una habitación individual y hasta ella me acompañó una de las madres. Se me pasó el tiempo entre instalarme, deshacer el equipaje, enterarme de los horarios y las normas del colegio, y llegó la hora de la cena. Yo no conocía a ninguna de mis compañeras. Me senté en un lugar discreto y pensé que poco a poco iría haciendo amistades. Una de las madres entró en el comedor y pidió silencio. Existía un grave problema: una de las chicas se había dado de baja en el último momento y como había reservado plaza en una habitación de tres, se habían quedado sólo dos chicas compartiendo el dormitorio, lo cual estaba terminantemente prohibido por las normas del colegio. Yo no alcanzaba a comprender el porque de tan absurda norma, pero vi la oportunidad de integrarme con mayor rapidez, pues antes había observado con cierta envidia cómo las chicas de habitaciones compartidas empezaban ya a congeniar.Levanté la mano, gesto infantil de reminiscencias de la escuela primaria del que nunca me he desprendido del todo, y empecé a hablar cuando me autorizó la madre. Me brindé a abandonar mi habitación individual y compartir la que generaba el conflicto. No lo recuerdo, pero supongo que de este cambio no informé a mi familia, y posiblemente, mis padres siguieron pagando el coste extra que suponía una habitación individual, Aquella misma noche trasladé mis enseres y conocí a mis compañeras, Macarena y Rorro, dos andaluzas con las que todavía hoy, conservo la amistad. Macarena era Malagueña y estudiaba arte y decoración. Rorro era de Sevilla y estudiaba ciencias políticas. La convivencia fue desde el primer momento maravillosa. Supongo que las tres éramos igualmente unas niñas mimadas de provincias con enormes expectativas vitales en la gran ciudad y eso nos unió desde el principio. Protestábamos entre risas por la comida, nos enseñábamos nuestros respectivos vestuarios, que no tardaríamos en intercambiar con frecuencia, acudíamos juntas a estudiar a la biblioteca y empezamos a descubrir lugares de moda de entonces en la calle Serrano o la cafetería California 47, donde hablábamos, como no, de hombres. Allí íbamos en busca de los niños "cuscurritos" (actuales bollicaos) con su frase favorita: " me apestan las manos a volante". Nos intercambiábamos miradas con ellos, seguidas de cuchicheos y risitas, y cuando se atrevían a acercarse a nosotras, salían habitualmente escaldados. Macarena, Rorro y yo éramos tres chicas guapas a las que no nos valía cualquiera.

La caña perfecta en tu casa


La caña perfecta en tu casa
Desarrollado por Heineken en colaboración con Krups, y diseñado por uno de los máximos exponentes del diseño contemporáneo, Marc Newson, THE SUB nació con el objetivo de revolucionar el consumo de cerveza en el hogar.
Con una perfecta combinación entre diseño y tecnología, este dispositivo está equipado con un mecanismo que permite la refrigeración de la cerveza hasta los 2°C, lo que garantiza el placer de poder disfrutar de la cerveza de barril directamente en tu casa, bien sea solo o con tus amigos.
THE SUB es recargable a través de THE TORP, barriles de 2 litros que han de ser consumidos antes de 15 días después de su apertura, disponibles en varias marcas en la web.
Enfría hasta 2ºC la cerveza
Diseñado por Marc Newson
Indicador de “Listo para servir”
Frescura de la cerveza garantizada (15 días una vez abierta)
Tecnología Peltier Cooling system
Compacto, ligero y silencioso
Exclusivo para TORP 2L de la marca Heineken
Mango ergonómico
Bandeja antideslizante

Clase de eficiencia energética A+

En la cosa mas simple encuentras algo beneficioso


Amazon Dash Button es un dispositivo con conectividad wifi que te permite pedir tu producto favorito con tan solo pulsar un botón.
Cada Dash Button está emparejado con el producto que prefieras. Podrás seleccionar con qué producto quieres que funcione durante el proceso de configuración.
Fácil de usar. Simplemente pulsa el Dash Button para que nunca te falte tu producto favorito.
Compra con tranquilidad. Disfruta de los mismos precios bajos que ofrecemos en Amazon.
Protección de pedido. Esta función evita que tu Dash Button realice nuevos pedidos hasta que hayas recibido el pedido anterior, sin importar las veces que se pulse.
Sin sorpresas. Recibirás una notificación en tu móvil cada vez que hagas un pedido y podrás cancelarlo antes de que se envíe si fuese necesario.



Menos distracción, mas lectura.


Pantalla Paperwhite Amazon de 6" con tecnología Carta e-paper y luz de lectura integrada, 300 ppp, tecnología de fuentes optimizada y 16 escalas de grises
Dimensiones 6,7" x 4,6" x 0,36" (169 mm x 117 mm x 9,1 mm)
Peso Wifi: 205 gramos; Wifi+3G: 217 gramos
Peso y tamaño reales pueden variar según el proceso de fabricación
Requisitos del sistema Ninguno. El dispositivo no requiere conectarse a un ordenador para realizar las descargas, ya que viene con wifi integrado
Capacidad del dispositivo 4 GB; con capacidad para miles de libros
Almacenamiento en el Cloud Almacenamiento gratis en el Cloud para todo el contenido Amazon
Autonomía de la batería Con una sola carga, la batería puede durar hasta 6 semanas, tomando como referencia un hábito de lectura de media hora al día con la conexión inalámbrica desconectada. La autonomía de la batería varía en función del uso de la conexión inalámbrica
Tiempo de carga Se carga completamente en aproximadamente 4 horas a través del ordenador, con un cable cargador USB. Cable cargador USB incluido. Adaptador de corriente se vende por separado.

Conectividad wifi Se conecta a redes wifi públicas y privadas, así como a puntos de acceso 802.11b, 802.11g o 802.11n con seguridad WEP, WPA y WPA2 que requieren contraseña o configuración protegida de wifi (WPS)

Formatos de contenido compatibles Formato 8 Kindle (AZW3), Kindle (AZW), TXT, PDF, MOBI sin protección, PRC de forma nativa; HTML, DOC, DOCX, JPEG, GIF, PNG, BMP por conversión.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Gritos silenciosos


Primer capítulo

Soy una mujer feliz. O por lo menos soy tan feliz como la mayoría de personas, con mis problemas cotidianos. Las dificultades habituales del día a día.
Llevo casi dos décadas disfrutando una vida normal, pero antes viví un auténtico infierno. Fui torturada por mi marido de forma continuada a lo largo de interminables años. Ahora que todo ese sufrimiento queda ya tan lejos, me dedico a contarlo, a dejar testimonio escrito de lo que ocurrió y de como ocurrió.
La idea de sacar a la luz mis terribles experiencias, lleva rondándome por la cabeza desde hace muchos años, pero hasta ahora no he tenido valor para hacerlo. Y digo el valor porque hace falta valentía para enfrentarse a recuerdos como los míos. ¿ porque lo hago?. Yo misma no tengo muy claros los motivos. Hay una voluntad de ayuda, de aportar mi granito de arena en la lucha contra los malos tratos. Quiero que los lectores comprendan como se siente una mujer maltratada, que vean cómo con una apariencia de normalidad, incluso con prestigio profesional y personal dentro de su círculo, un hombre puede tener un comportamiento en la intimidad propio de asesinos de la peor calaña.
Quiero denunciarlo, prevenir, que la gente no piense que eso no ocurre a su alrededor. Ocurría durante la dictadura de Franco y ocurre ahora. Ocurre entre clase social más desfavorecida, entre la clase media y entre la clase alta. Mi historia de malos tratos, ocurrió en un entorno social muy acomodado. No fue por falta de dinero, ni por falta de cultura ( mi marido era licenciado en dos carreras). En definitiva, quiero que sepa, porque además no tengo nada de qué avergonzarme. Y esto quiero dejarlo muy claro: quien debe sentir la verguenza, no es la víctima, es el verdugo. Si me perdonáis la vanidad, os diré que me siento orgullosa de de mi misma, de haber logrado salir de ello, de resistir, de haber tenido finalmente el valor de denunciarlo. Y éste es otro motivo por el quiero escribir este libro. Tal vez lo lea alguna mujer con circunstancias parecidas a las mías y le ayude. Me hago la ilusión de que quizás esa mujer que no se había atrevido hasta ahora a denunciarlo lo haga. Quiero que sepa esa mujer, que se puede ser feliz después de haber sido maltratada.
Pero si soy sincera, he de reconocer que no sólo me mueve un afán de ayuda. Para mi, el escribir estos hechos supone una liberación. Me demuestro a mi misma que lo tengo superado, que son sólo recuerdos, letras sobre un papel. Ya no duelen, no tienen poder. Escribo, pues, este libro como un exorcismo. Debía haberlo hecho hace tiempo, ya he referido que la idea de escribirlo, es antigua. L obstinación de mi hija pequeña que ha insistido en la tozudez para que emprenda la tarea, así como los tiempos que corren, me ha facilitado la decisión. Parece ser que en la actualidad, los casos de malos tratos, van en aumento. Yo no lo creo, lo que si creo, es que hasta no hace demasiado,no se hacía públicos, se ocultaban. La víctima tenía verguenza. No tengo datos, pero seguramente fuí una de las primeras mujeres en España en denunciar a su marido. Afortunadamente cada vez son mas los malos tratos que se denuncian y se hacen públicos. Hoy día se habla de ellos, el problema es conocido y por tanto, se buscan soluciones. En la actualidad existen asociaciones de ayuda a mujeres maltratadas. Los políticos, los jueces, la policía, los vecinos, etc..son conscientes de la maldad que subyace en el hecho de maltratar a la pareja.
Con este libro no quiero perjudicar a nadie, no me mueve un afán de venganza. Mi marido falleció hace tiempo. Mis hijos y las personas mas allegadas conocen la historia. Una vez pasada, no la he ocultado. Aprendí hace mucho que no hay nada indigno en haber sido maltratada. Si que lo hay en maltratar. Aun así, he cambiado los nombres de las personas afectadas, porque de una forma u otra, se le relacione con estos hechos reales. Tampoco quiero identificar la ciudad de donde procedo, que nadie me acuse de dar facilidades para que los personajes reales sean localizados..
Solo diré que estaba en el norte de España, y para facilitar la escritura le pondré el seudótopo de Alnorte. Por lo demás, soy tan fiel a la realidad como mi memoria me lo permite, y si lo sucedido no coincide exactamente con lo que esta escrito, si alguna fecha baila un tanto, si algún hecho se ha modificado, se debe únicamente a la incapacidad de precisión total que tienen incluso memorias tan finas como la mía.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Los mosquitos son las estrellas de la evolución.




Cada año los mosquitos matan con su picadura a 725.000 humanos. Infectan de malaria a más de 200 millones y apagan la vida de 450.000. Contagian con dengue a unos 60 millones de personas, de las que mueren 20.000, la mayoría niños. Miles de bebés están naciendo con microcefalia por causa del zika transmitido por el mismo mosquito que mata a 44.000 por fiebre amarilla. Los humanos hemos declarado la guerra a estos minúsculos seres. La agresión a nuestra especie es tan severa que estamos barajando exterminarlos.
No sería la primera vez. Cada año llevamos a la extinción a alguna especie sin pretenderlo, las hemos ejecutado voluntariamente para protegernos. Sólo en el siglo XX, el virus de la viruela mató a más de 300 millones de personas. No quisimos tolerar más. A golpe de vacunas, fue acorralado y desde 1980 está encarcelado. Este ser vive hoy congelado en un par de laboratorios de Rusia y EEUU. Un final conveniente, difícil de igualar con los mosquitos.
«Es una batalla perdida. Los mosquitos son las estrellas de la evolución. Están por todas partes. Nosotros moriremos y ellos seguirán aquí», asegura el entomólogo Miguel López Munguira, de la Universidad Autónoma de Madrid. Ocupan todo el planeta, excepto la Antártida. Desde el Ártico hasta ciudades de los países más desarrollados, pasando por las selvas tropicales. Son 3500 especies, 200 de las cuales se alimentan de sangre.
Los hay con un diseño perfecto para conquistar el actual mundo globalizado. El mosquito tigre tardó menos de 100 años en expandirse por medio mundo. Vivía exclusivamente en los troncos de los árboles de la selva húmeda del sudeste asiático. Ahora se ha instalado en nuestros jardines, incluidos los españoles, y se ha adaptado a anidar en climas muy distintos al de su tierra natal.
La clave está en la resistencia de sus huevos. No los había puesto a prueba hasta que inició su viaje a territorios lejanos a bordo de neumáticos usados en algún contenedor de carga. Ricos en grasas y proteínas, aguantan el invierno hasta que llegan las suaves temperaturas. Hoy son las especies invasoras más peligrosas del mundo.
Si no podemos aniquilar a todos los mosquitos, podríamos tratar de acabar al menos con el centenar de especies que transmiten enfermedades con su mordisco. En momentos concretos de la historia hemos diezmado hasta la agonía poblaciones de estos animales. A principios del siglo pasado, el mosquito Aedes aegypti fue reducido a la nada en Panamá tras matar por fiebre amarilla a 10.000 obreros que construían el canal. Hoy trae de cabeza a los países latinoamericanos por los brotes severos de zika, dengue y chikungunya.
EEUU fumigó su territorio con DDT para acabar con el mosquito Anopheles hasta que se declaró libre de malaria en 1949. En España secamos los humedales del sur en los años 50 para frenar esta misma enfermedad. Algunas especies que vivían en ese hábitat se extinguieron, pero el paludismo dejó de azotar. En la actualidad tenemos armas más sofisticadas para acabar con la amenaza voladora. Los insecticidas, bacterias que reducen la capacidad de los mosquitos para transmitir enfermedades, versiones transgénicas de estos insectos que se aparean con las hembras para que pongan huevos incapaces de prosperar o los mosquitos machos estériles por radiación.

La erradicación de cualquier especie está cargada de efectos secundarios. Si desaparece una pieza de un ecosistema, éste se desequilibra. A veces colapsa por el cambio brusco de relaciones entre especies, pero la mayoría de las veces se acomoda a su nueva situación pasado un tiempo. De hecho, la mayoría de los ecólogos asegura que en poco tiempo el mosquito dejaría de echarse de menos y su función sustituida por otros insectos.

Nuevos Looks. Guess, nueva etapa de expansión en España.



Guess, nueva etapa de expansión en España: crecimiento a doble dígito y 15 nuevas tiendas hasta 2017.
La estadounidense Guess, a dos velocidades. Mientras que el mercado local de la compañía continúa penalizando sus resultados, Europa se presenta como la salvación de la empresa, una región donde crece a doble dígito y continúa elevando su red de distribución. España, en concreto, se ha convertido en uno de los mercados más importantes para el grupo en el Viejo Continente, donde prepara la apertura de quince nuevos establecimientos hasta 2017, tal y como ha explicado Albert Beltran, director general de Guess en Iberia, Francia y Reino Unido, a Modaes.
Con cerca de 80 tiendas en todo el mercado ibérico, Guess ha puesto el foco de su desarrollo en España para los próximos años. “Los países más activos en aperturas son España, Rusia y Polonia”, explica Bertran. La Peninsula Ibérica, según el directivo, se ha convertido en una de las áreas más importantes del grupo en Europa, “por facturación y por ser uno de los mercados más rentables para Guess”.
Guess ha dividido en dos su plan de crecimiento. La primera fase finalizará con el ejercicio 2016, un año en la que la compañía ha puesto en marcha una quincena de establecimientos. Los últimos abrirán sus puertas en el centro comercial Nevada, en Granada, y en el centro comercial Les Glories, en Barcelona. En noviembre, Guess también pondrá en marcha nuevas tiendas en Madrid, San Sebastián y Córdoba.
La segunda fase se llevará a cabo en 2017, cuando Guess se ha marcado el objetivo de sumar una decena de aperturas en España. “Abriremos tiendas con un nuevo formato, que requiere una superficie comercial media de 300 metros cuadrados y que incorpora un nuevo concepto de retail”. Guess ya cuenta con 62 tiendas en España, 16 en Portugal y dos en Andorra, además de 43 corners en los grandes almacenes El Corte Inglés.
Sacando pecho en Europa
En estos momentos, Guess cuenta con 620 tiendas en Europa, un continente donde la compañía ha elevado a doble dígito sus ventas por superficie comparable desde que empezó el ejercicio. En lo que va de año, Guess ha puesto en marcha 42 tiendas en el continente y de aquí a final de año se abrirán cerca de una treintena más. Además, la compañía ha abierto recientemente filiales para la apertura de tiendas propias en países como Irlanda, Dinamarca, Suecia y Turquía, donde hasta ahora sólo operaban en el canal multimarca.

Clic en la imagen.

guess 728x90 es

Place Vendome



La  carrera de Michael Kiske comenzó a los 17 años, cuando era el vocalista de su banda del colegio llamada ILL PROPHECY. 
El la dejo para así unirse a HELLOWEEN, banda que se convertiría en una de las más populares y respetadas dentro del Heavy Metal de todos los tiempos. 
Su dinámica y sorprendente voz agracio los dos clásicos álbumes “Keeper of the Seven Keys” – publicados en 1987 y 1988 – con ventas por arriba del millón de copias alrededor del mundo.
Durante el periodo de HELLOWEEN, Michael Kiske se gano su reputación como uno de los mejores cantantes de la escena y ha estado frecuentemente rumorado de unirse a bandas de metal muy exitosas. 
Kiske, sin embargo, después de la decisión de dejar HELLOWEEN seguido de la publicación del quinto álbum de estudio de la banda “Chameleon”, comenzó a trabajar en su carrera en solitario.
El debuto en 1996 con el álbum “Instant Clarity”, un álbum que cuenta con ex compañero de banda Kai Hansen y Adrian Smith (IRON MAIDEN) como huésped especial. El estilo de sonido difiere al de su antiguo trabajo con HELLOWEEN y preparo el camino para mas álbumes (“Readiness To Sacrifice y el proyecto “SupaRed”) el cual lo departiría mas y mas de sus raíces.
Durante el Invierno del 2004 Michael, cuya voz es todavía actualmente considerada como una de las mas fascinantes de toda la escena del rock (motivo para su participación en varias operas rock, incluyendo la muy exitosa “Avantasia” y mas tarde en “Aina” y “Tribuzy”), acepto ser parte de un proyecto orientado al Rock Melódico llamado PLACE VENDOME patrocinado por el presidente de Frontiers Records, Serafino Perusino, junto con miembros de PINK CREAM 69 y VENDENPLAS.
Siguiendo la gran aclamación de los críticos y seguidores, Kiske comenzó a reunir una vez más material para así dar nacimiento a su muy esperado tercer álbum en solitario.

Rodeado de un ambiente positivo y totalmente libre, hecho de grandes amigos y músicos (Karsten Nagel – un viejo compañero de colegio – en la batería y Sandro Giampietro y Fontaine Burnett en la guitarra y bajo respectivamente), Kiske gano una vez mas una fuerte confianza con su música y estilo expresivo. El álbum resultante: “Kiske” es una declaración muy personal – desde el principio hasta el final.
Estoy orgulloso de este álbum porque es una declaración verdadera de mi mismo”, declara el cantante Alemán, “y podría fácilmente construir cosas nuevas de el, pero también puedo dejarlo ahí como un comentario de cierre artístico de mi mismo, porque estoy seguro de que todavía me gustara este álbum en 10 años!”
Ticketmaster ES Logo