domingo, 9 de octubre de 2016

Salud con Aloe



El ALOE VERA proviene principalmente de África y Asia El Aloe Vera, tiene dos enemigos naturales: el exceso de agua y el frío por debajo de lo 10ºC. Por otro lado, es muy resistente a la plagas y a la falta de agua.
El gel de aloe vera uso Externo
El gel se aplica de forma externa y lo podemos utilizar en pieles secas, cuando hay manchas, acné, alopecia, heridas, quemaduras, irritaciones, eccemas, psoriasis, picaduras de insectos y ortigas, Dermatitis, cortes, pies y piernas cansadas, artritis, reúma, esguinces, para después del afeitado, arrugas, etc.
Empezamos sacando el gel de la planta.
Esto se consigue cortando por la base una de las hojas que esté más externa y cercana al suelo, que deberá medir al menos 6 cm de ancho y unos 40 de largo.
Una vez que tenemos la hoja o penca, la lavamos y quitamos las espinas que presenta a cada lado. Si vamos a utilizar el aloe en ese momento, podemos, simplemente, cortar la hoja por la mitad y la utilizamos sobre la zona a tratar directamente.
Para elaborar zumo de aloe vera, cortamos una hoja longitudinalmente y eliminamos la savia amarilla, sacamos la pulpa y la licuamos junto con alguna fruta, preferentemente que sean ricas en vitamina C como naranjas, mandarinas o pomelos y añadimos 1 litro de agua. Si queremos aprovechar al máximo las propiedades del aloe, podemos utilizar también la parte exterior de la hoja, que es rica en vitaminas y minerales. Lo conservaremos en el frigorífico y lo podemos tomar antes de las comidas como protector  Ardores, problemas digestivos, úlceras, etc.
Mejora Tu Salud, haciendo Deporte
Disminuye la frecuencia cardiaca de reposo y, cuando se hace un esfuerzo, aumenta la cantidad de sangre que expulsa el corazón en cada latido.
De esta manera la eficiencia cardiaca es mayor “gastando” menos energía para trabajar.
Estimula la circulación dentro del músculo cardiaco favoreciendo la “alimentación” del corazón. Sobre el sistema circulatorio:
Contribuye a la reducción de la presión arterial.
Aumenta la circulación en todos los músculos.
Disminuye la formación de coágulos dentro de las arterias con lo que se previene la aparición de infartos y de trombosis cerebrales.
Actúa sobre  la capa de células que tapiza por dentro a las arterias segregando sustancias de suma importancia para su correcto funcionamiento, mejorando su actividad y manteniéndolo sano y vigoroso. Todo esto por una acción directa ya través de hormonas que se liberan con el ejercicio.
Mejora el funcionamiento venoso previniendo la aparición de varices. 
Elige el jugo que más se adapte a tus necesidades
 combínalo con una rutina de ejercicios y una alimentación sana para aprovechar todos sus beneficios. Recuerda tomarlo en ayunas para potenciar sus efectos.